La delegación alemana llegó este martes a Berlín luego de haber conseguido el título Mundial en Brasil. Cientos de miles de hinchas esperaban a los campeones y los acompañaron en su recorrido.

El avión aterrizó en la mañana alemana. Cientos de personas y cámaras esperaban la salida del avión y el primero en aparecer fue el capitán Philipp Lahm, quien alzaba la Copa.

Los jugadores subieron luego a un bus descapotable con los número 1954, 1974, 1990 y 2014 (años en los que consiguieron sus títulos mundiales) para hacer un recorrido por la ciudad.

Más de 200.000 personas los esperaban desde temprano en el "fan fest" ante la Puerta de Brandeburgo, en pleno corazón histórico de Berlín, para honrar a los campeones. Al escenario ingresaron los jugadores y cuerpo técnico, quienes agradecieron a los hinchas por acompañarlos y continuaron con la celebración.

No hay contenido en este grupo.