El arquero Sergio Romero, una de las figuras del seleccionado argentino que logró el subcampeonato en el Mundial de Brasil, afirmó tras la caída en la final ante Alemania por 1 a 0, que "nos iremos a casa con la frente en alta".

"Dejamos todo en la cancha. Nos vamos con el mal sabor de que te hacen un gol en el alargue y es difícil recuperarse. Hicimos un gran trabajo. Nos iremos a casa con la frente en alto", aseguró Romero.

Luego, 'Chiquito' agregó que "intentamos todo, hicimos un gran Mundial por algo llegamos hasta donde llegamos. Ellos también jugaron muy bien, por algo son campeones. Este grupo devolvió al país a los primeros planos del Mundo. Nos vamos sin una sonrisa en la boca, pero hay que rescatar lo que hicimos; por éso, tenemos que mentalizarnos en pensar en lo que viene. Hicimos una muy buena Copa del Mundo".

No hay contenido en este grupo.